El canciller Marcelo Ebrard descartó por ahora enviar una aeronave para repatriar a cuatro mexicanos que están en Wuhan, China, donde surgió el nuevo coronavirus recién declarado emergencia internacional.

“En este momento, a esta hora, no se justificaría que mandáramos una aeronave, vamos a ver más adelante”, aseguró en conferencia.

En una reunión con los medios de comunicación, después de participar en la reunión plenaria de los senadores de Morena, el secretario de Relaciones Exteriores informó que hay 18 mexicanos en Wuhan.

Sin embargo, señaló que 14 de ellos tendrán que permanecer en China, debido a que las disposiciones oficiales impiden que salgan cuando tienen familia de ese país.

Sobre los otros cuatro connacionales, el canciller indicó que están en comunicación con ellos y que, en caso de ser repatriados, tendrían que cumplir una cuarentena, para evitar cualquier tipo de dispersión del virus a la población.

Ebrard dijo que el gobierno mexicano pedirá ayuda a otros países que sí han mandado aviones para retirar a sus ciudadanos. Estados Unidos, Italia y Alemania sí lo han hecho.

“Por ejemplo, los norteamericanos que mandaron en un avión, esas personas van a estar en cuarentena”, explicó. “Porque si las integras y no sabes si alguno de ellos tiene ese virus, pues sería contraproducente, entonces sí tendría que haber cuarentena”, agregó Ebrard.

Diversos ciudadanos y actores políticos han externado su molestia con las declaraciones de Ebrard Casaubón, ya que el gobierno federal utilizó transporte aéreo para otros eventos, por ejemplo para traer las cenizas del cantante José José, por lo que se envió un avión de la Fuerza Aérea Mexicana.

El 9 de octubre del año pasado, a 11 días de su muerte, un avión de la Fuerza Aérea de México llegó al Aeropuerto de la Ciudad de México con las cenizas de José José, para que sus fans mexicanos pudieron rendirle homenaje.

La Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) registró cuánto costó el vuelo de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), un total de un 1,239,000 pesos, cuya bitácora estará reservada cinco años por seguridad nacional.

La SEDENA informó que los recursos federales que se gastaron en el viaje se se destinaron a la recarga de combustible, al pago de servicios aeroportuarios, así como para cubrir los viáticos del personal militar que viajó a Miami, Florida.

El operativo para traer a México a Evo Morales, ex presidente de Bolivia, el 12 de noviembre, costó casi 2 millones de pesos mexicanos (unos 106.000 dólares), informó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

A través de una solicitud de información revisada por el diario El Universal, el Estado Mayor de la Defensa Nacional, la Comandancia de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) y la Dirección General de Administración de la Secretaría, dijeron que gastaron dinero, principalmente, en recarga de combustible y el pago de servicios aeroportuarios.

La tripulación que viajaba a bordo de la aeronave Gulfstream, modelo G550 con matrícula XC-LOK y número de registro FAM3916, tuvo que recargar turbosina en los aeropuertos internacionales en Lima, Perú, Asunción, Paraguay y Ciudad de México, luego de un recorrido de más de 12 horas. El monto total fue de un millón 1,395,173 pesos.

Marko Cortés, presidente nacional del Partido Acción Nacional, recriminó a Ebrad y exigió que sean repatriados los mexicanos como se hizo con Evo Morales.

Además, tuvieron que pagar servicios por aterrizar en las dos ciudades sudamericanas, lo que representó un gasto de 476,522 millones de pesos. En total, la institución destinó un millón 871,696 pesos en el apoyo brindado a Evo Morales, exmandatario que dejó el país para trasladarse a Argentina el pasado 6 de diciembre.

El avión en el que se desplazó al boliviano, fue comprado durante el gobierno de Enrique Peña Nieto. Tuvo un costo de USD 54,491,000 y fue una de las 22 aeronaves que la administración del actual presidente Andrés Manuel López Obrador determinó vender para garantizar la austeridad.

Hasta el día en que fue utilizado para la misión diplomática, el vehículo permanecía almacenado en el Aeropuerto de Santa Lucía ya que pertenece a la Sedena.

Marcelo Ebrard, le contestó a los cibernautas y aseguró que continúa en comunicación con los compatriotas que han solicitado apoyo en Wuhan. Además, mencionó que han avanzando de manera significativa en las gestiones diplomáticas.

“Estamos en comunicación con los compatriotas que han solicitado apoyo en Wuhan, China. Les informo que hemos avanzado de manera significativa en las gestiones diplomáticas para hacer los traslados por la vía mas expedita posible. Todas las opciones han sido consideradas”, escribió Ebrard Casaubón en su cuenta de Twitter.

Fuente:Infobae

Deja un comentario