24 C
Mexico
lunes, marzo 8, 2021

Médicos de hospitales privados se sienten olvidados en el avance de la vacunación en México.

Las vacunas contra el COVID-19 que ya circulan en México son un privilegio que, por ahora, los doctores de clínicas privadas no pueden tener y ello genera enorme preocupación en el gremio tras casos de contagios y pérdidas de familiares en los últimos meses.

“Nos estamos jugando la vida pudiendo estar protegidos”, dijo este martes a Efe el doctor Leobardo Castro, quien dirige una clínica privada en el central Estado de México.

“Es muy triste ver que hay jubilados, personas de la tercera edad, maestros, profesionales que no están en primera línea de atención y ya están vacunados contra la covid-19 y uno, que trabaja a nivel privado y está en riesgo, no lo estamos”, criticó.

Leobardo es sólo uno de los tantos profesionales que trabajan en hospitales que no están considerados COVID-19, pero a diario atienden a pacientes sospechosos.

En junio, Castro se infectó con el coronavirus SARS-CoV-2, al igual que su esposa y uno de sus hijos.

“A mi esposa empezamos a darle tratamiento, pero se puso muy grave. Cuando la llevamos a clínica ya no saturaba (oxígeno) y me la llevé a un hospital en Ixtapaluca. Para la madrugada, ya había fallecido”, compartió el galeno.

Sin fecha para vacunarse

El 24 de diciembre de 2020 México puso en marcha su plan de vacunación, el cual fue destinado exclusivamente a personal en primera línea de atención de hospitales públicos.

En los primeros días de enero, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, aseguró que el personal de salud de hospitales privados también sería vacunado.

Las quejas de personal de instituciones privadas sobre no ser considerados para la inmunización se mantuvieron y a finales de enero, el Gobierno mexicano anunció el comienzo de la vacunación en maestros del sureño estado de Campeche.

Apenas el pasado 10 de febrero, durante una sesión de la Academia Nacional de Medicina, López-Gatell aseguró que “la vacunación incluyó al personal en el sector privado”.

Pero Castro asegura que el funcionario mintió. “A nosotros no nos han considerado, no estamos en ninguna lista, no hemos sido contactados”, afirmó.

Mientras los médicos que trabajan en consulta privada siguen a la espera de la vacuna, este lunes el país comenzó la inmunización de los adultos mayores luego de que el domingo llegara un cargamento de 870 mil vacunas del laboratorio AstraZeneca desde India.

“Simplemente somos invisibles”, dice Castro.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), hasta 2019 había 14 mil 896 profesionales de la salud en la nómina de hospitales privados, así como 76 mil 286 médicos que no trabajan directamente para un hospital, pero brindan servicios sanitarios por los que pagan los pacientes.

Hasta ahora México ha aplicado 622 mil 658 dosis al personal sanitario, del cual sólo 86 mil 198 ha recibido las dos dosis necesarias, lo que representa el 14 por ciento de los médicos y enfermeras del país, pero no se sabe cuántas de ellas se han destinado a los profesionales de la salud de instancias privadas.

El país tiene comprometidos 34.4 millones de dosis de la estadounidense Pfizer, 79.4 de la británica AstraZeneca, 35 de la china CanSino, 22 la rusa Sputnik V, 10 de la china Sinovac y 51.4 de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Related Articles

Deja un comentario

Stay Connected

21,621FansMe gusta
2,681SeguidoresSeguir
14,700suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles