Autoridades mexicanas solicitaron a los haitianos que arribaron a la frontera de Texas para cruzar a los Estados Unidos (EE.UU.) a que regresen a la frontera de México con Guatemala para solicitar asilo. Lo anterior, cuando crece el descontento por el trato que reciben los migrantes.

Alrededor de 14 mil migrantes, en su mayoría haitianos, acamparon al norte del río Bravo en lo que va del mes mientras intentaban ingresar a Estados Unidos, pero cientos se retiraron a México después de que funcionarios estadounidenses comenzaron a enviar aviones de regreso a Haití.

El jueves, el enviado especial de Estados Unidos a Haití renunció en protesta por las deportaciones de migrantes de la administración Biden a la nación caribeña, que se ha visto sacudida por el asesinato de su presidente, la violencia de las pandillas y los desastres naturales.

Alrededor del mundo ha continuado la indignación generalizada provocada por las imágenes de un guardia fronterizo de Estados Unidos a caballo desplegando un cordón similar a un látigo contra los migrantes haitianos cerca de su campamento.

Sin embargo, también aumenta la presión sobre el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, para que estreche la frontera, y el Instituto Nacional de Migración (INM) comiencen a regersar a los migrantes a la ciudad de Tapachula, Chiapas, para que puedan presentar solicitudes de asilo allí.

No los vamos a sacar del país. Los vamos a sacar de la frontera para que no haya problemas de higiene y hacinamiento”. Director del INM/Francisco Garduño

Los migrantes haitianos, que viajaron de Guatemala a Ciudad Acuña, Coahuila en la frontera con Estados Unidos, refirieron que no quieren regresar a una ciudad donde ya habían intentado sin éxito procesar solicitudes de asilo.

Willy Jean, quien pasó dos meses en Tapachula, dijo que si México realmente quiere ayudar a los migrantes, debe permitirles hacer solicitudes en otros lugares.

En Tapachula es muy duro, muy pequeño, hay mucha gente. No hay trabajo, no hay nada”, precisó el migrante.

Estados Unidos regresó a casi dos mil migrantes a Haití desde el campamento en Del Rio, Texas, frente a Ciudad Acuña, y detuvo a cerca de 4 mil personas, dijo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) el jueves por la noche.

El área de Del Rio, que incluye el campamento donde las familias se han apiñado en refugios improvisados ​​hechos de juncos en las orillas del Río Grande, ahora alberga a unas 3.000 personas, dijo el DHS.

Escasas posibilidades

Datos oficiales del gobierno mexicano precisan que los haitianos tienen menos probabilidades de que se aprueben solicitudes de asilo en México en comparación con muchas nacionalidades, incluso si sus posibilidades están comenzando a mejorar.

El año pasado, de todas las solicitudes de asilo que se resolvieron formalmente, solo el 22 por ciento de los casos haitianos obtuvieron la aprobación, en comparación con el 98 por ciento de los venezolanos, el 85 por ciento de los hondureños, el 83 por ciento de los salvadoreños y el 44 por ciento de los cubanos. En lo que va del año, el número de haitianos ha subido al 31 por ciento.

Las solicitudes de asilo han saturado a la Comisión de Asistencia a los Refugiados de México (COMAR), que está programando citas con meses de anticipación, si es que lo hace. Algunos haitianos en Ciudad Acuña dijeron que se habían ido de Tapachula porque estaban hartos de esperar.

Por Redaccion

Deja un comentario

Salir de la versión móvil