Un nuevo migrante mexicano, murió en un hospital en el Paso, Texas, después de haber sido detenido por la policía con el fin de deportarlo a nuestro país.

Lo único que se conoce del migrante es su edad, 40 años, ya había sido deportado con anterioridad y fue detenido al momento de querer reigresar a Estados Unidos.

Según informes del hospital que lo atendió, contaba con síntomas de gripe, insuficiencia hepática y renal.

En lo que va del año, es el segundo migrante mexicano que muere bajo custodia policíaca.

Por admin

Deja un comentario