Desgarradora historia ha conmovido a toda Ucrania y gran parte del mundo luego de que una mujer arrojará a su bebé recién nacido a un pozo de excremento con el fin de deshacerse de él pues simplemente “no lo quería”.

La mujeres de 35 años ha sido identificada como Hanna y según los reportes de las autoridades dio a luz cuando se encontraba sentada en el baño de la parte trasera de su casa, ubicada en las aldeas del distrito de Seredino-Bud.

El lamentable suceso ocurrió el pasado mes de septiembre, aunque recientemente el caso se dio a conocer y pronto se volvió viral, luego de que vecinos de la señalada reportan situaciones extrañas relacionadas como panza de la mujer, pues luego de verla por varios meses con un pronunciado abdomen, su barriga desapareció de la noche a la mañana.

Investigaciones arrojan que no fue un accidente

Tras realizar las primeras pesquisas sobre el caso, la policía local ha considerado la hipótesis de que lo ocurrido no fue un accidente, sino que más bien la mujer arrojó al bebe de forma intencional.

Según los reportes, la mujer aseguró que “no sabía que estaba embarazada” y había entrado al baño porque sentía un dolor fuerte en el abdomen hasta que de pronto sintió que algo cayó. Pese a esta declaración inicial, posteriormente Hanna reconoció que no quería al niño e incluso ni siquiera sabía quién era el padre.

Historial de abuso de sustancia y violencia

Al recabar el testimonio de los vecinos de la zona, estos señalaron a la policía que Hanna suele llevar una vida antisocial  abusando usualmente del consumo de drogas y alcohol, asimismo señalaron que por su casa suelen desfilar una gran cantidad de hombres pero ninguno de ellos como su pareja.

La policía determinó que Hanna acudió al baño donde dio a luz y solo cortó el cordón umbilical para luego regresar a su casa dejando al recién nacido hundirse entre las aguas negras y heces fecales.

Tristemente se cree que el niño nació con vida por lo que habría muerto tras ser arrojado al pozo, al día siguiente solicitó la ayuda de un vecino a quien le dijo que el bebé había nacido muerto y le pidió ayuda para sepultarlo en el jardín.

Detenida acusada de “asesinato premeditado”

Tras conocerse los hechos la mujer fue detenida acusada del delito de “asesinato premeditado”, por lo que en caso de ser hallada culpable según las leyes de Ucrania, podría ser sentenciada a más de 5 años de cárcel. Sin embargo, será sentenciada hasta que concluyan los exámenes forenses para determinar la causa exacta de la muerte del niño.

 

 

 

fuente: el heraldo de México

Deja un comentario