Mujer se come las cenizas de su esposo; teme perderlo. Todo comenzó luego de meter la mano en la urna y probarlo una vez, ya no puede parar de ingerir los restos.

Casie, que vive en Tennessee, Estados Unidos, menciona que un día se le ocurrió meter la mano en las cenizas de su esposo muerto, para luego probar el contenido; sorprendentemente el sabor le gustó mucho.

Esto provocó que Casie no dejara de comer las cenizas, aunque sabe que está mal, seha vuelto adicta al sabor de los restos; literlamente lleva a todos lados la urna para seguir ingiriendo su contenido.

El consumir las cenizas le ha traído varios problemas, no sólo en cuestiones sociales o morales, también en temas de salud; Casie menciona que llegó a perder mucho peso debido a que en un momento, sólo comía las cenizas de su esposo en el día.

Casie y su esposo estuvieron casados por apenas 10 meses debido a que él murió de un ataque de asma fulminante, esto le provocó un gran dolor a la mujer, pues lo amaba mucho.

Ahora Casie afronta una nueva pérdida, pues teme que su adicción a comer las cenizas de su esposo provoque que ella misma acabe con sus restos.

Casie se come las cenizas de su esposo porque no supera su muerte

Casie menciona que esta obsesión por comer las cenizas de su esposo se debe en ran parte a que no supera su muerte.

Señala que el comer las cenizas le da cierto alivio al ya no tenerlo junto a ella.

Trató de compensar la pérdida de su marido de diveras formas, incluso lo tenía siempre a su lado; sin embargo, fue hasta que se le ocurrió comerse las cenizas que sintió algo de paz consigo misma.

Todo comenzó porque al meter su mano en la urna para tocarlo y llenarselas de ceniza, no quiso limpiarse, por lo que decidió lamerse los dedos.

Casei comenzó a comerse las cenizas de su esposo en 2019; sin embargo, fue hasta este momento que el caso se expuso en todo el mundo.

Todo indica que ella sigue consumiendo las cenizas de su esposo y no ha recibido ayuda para tratar su condición.

 

 

 

fuente: SDP Noticias 

Deja un comentario