Un niño de 11 años de edad se vio obligado a ofrecer sus juguetes a cambio de despensa para ayudar a su familia, pues no han podido trabajar desde hace varias semanas debido a la cuarentena por el Covid-19.

De acuerdo con el diario La Jornada, Luis viajó junto con su madre desde el municipio de Los Reyes La Paz, en el Estado de México, y acomodó los carros, muñecos y peluches sobre una banqueta en la céntrica avenida Cuauhtémoc de Ciudad de México.

Junto ellos, colocó un cartel donde se lee: ‘Se cambian juguetes por despensa. Muchas gracias’.

El niño explica que vive en un cuarto con su madre y su abuelo y se dedicaban a la elaboración y venta de flanes, pero desde el inicio de la pandemia por coronavirus dejaron de salir.

La situación fue empeorando y no tuvieron ni para comprar un tanque de gas y, cuando vio que la comida se había reducido a tan solo tortillas con sal, convenció a su madre de viajar al centro de la ciudad y ofrecer sus juguetes a cambio de despensa.

En un principio, la mujer se mostraba renuente, pero al final no tuvo otra opción y aceptó hacer el viaje de más de 20 kilómetros desde su domicilio, en una de las zonas más pobres de zona metropolitana.

Luis continúa con su historia y señala que el primer día no consiguió vender ni intercambiar nada, pero no desistió y ahora ha podido vender tres artículos.

A pregunta del reportero, señala que le duele deshacerse de sus juguetes pero “no tiene de otra”, y agrega que su favorito es una tortuga que le regaló su mamá “desde que era bebé, y la quiero mucho”.

Finalmente, deseó que las condiciones sean mejores en el futuro para poder tener otros juguetes, principalmente de superhéroes como Spiderman o Capitán América, y un nuevo par de tenis “porque los míos ya están bien rotos”, remata mientras muestra el mal estado de su calzado.

Deja un comentario