Abiel Valenzuela Zapata, un niño de tres años de origen latino, falleció durante una visita al dentista para un tratamiento de caries y una infección de encías.

Nancy, la madre del pequeño, contó al medio local KWCH que el pasado 6 de julio llevó a su hijo a la clínica Tiny Teeth, ubicada en Kansas, Estados Unidos, y ahí le colocaron una anestesia para taparle las caries.

El pequeño lloró cuando le aplicaron la inyección, pero su madre le dijo: ‘Papi, todo va a estar bien’ y esperó afuera mientras le realizaban el tratamiento.

Sin embargo, casi a la media hora de aplicarle la anestesia, el cachete izquierdo del niño comenzó a hincharse y su ritmo cardíaco bajo.

Aunque los médicos intentaron reanimarlo, el pequeño no reaccionó y llamaron a urgencias para trasladarlo a un hospital donde horas más tarde murió.

La madre del niño aseguró que nunca imaginó que la ambulancia que vio llegar fuera para su hijo, pues en la clínica no le dijeron nada.

“No esperaba salir de allí sin un niño. No creo que ningún padre, ningún padre, espere salir así de un lugar en el que se sienta seguro”, lamentó Nancy.

Piden donaciones para ayudar a la familia

La policía de Wichita, cree que el pequeño murió por una reacción alérgica al medicamento, pero aún no se conoce lo que falló en el procedimiento.

En GoFundMe una usuaria llamada Mariah creó una recaudación para ayudar económicamente a los padres de Abiel, quienes se encuentran pasando por un momento difícil.

Por Redaccion

Deja un comentario