Los videojuegos pueden ser herramientas que refuercen ciertas habilidades en los niños, siempre y cuando sean acordes a su edad y los padres de familia pongan límites respecto al tiempo y dinero que gastan en ellos.

Cuando no es así, se pueden dar casos que se quedan al borde de la tragedia. Un ejemplo de esto es lo que ocurrió en Bolivia, donde un pequeño de 11 años se convirtió en noticia tras mantenerse desaparecido durante una semana.

El niño robó 10 mil bolivianos (equivalentes a cerca de mil 500 dólares o 28 mil 600 pesos mexicanos) y después huyó de su hogar sin dejar rastro ni pistas sobre su paradero.

De acuerdo con medios locales, los hechos ocurrieron en la ciudad de Santa Cruz, en donde los familiares del menor reportaron la desaparición a las autoridades y estas comenzaron un operativo de búsqueda que concluyó el pasado viernes 31 de mayo.

Fuente: círculo noticias 

Por admin

Deja un comentario