A pregunta expresa de un reportero que cuestionó sobre la posibilidad de que se utilice equipo electrónico por parte de los visitadores fiscales del país, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue contundente en la mañanera: ya no hay espionaje.

El presidente recordó que “la primera cosa que hice al llegar a la presidencia fue pedir mi expediente” de espionaje acumulado a lo largo de varias décadas.

Siempre en la oposición (hasta hace 2 años), el presidente recordó que desde 1979 era espiado por la Dirección Federal de Seguridad liderada en ese entonces por el funesto Migue Nazar Haro.

Con algo de sarcasmo, el presidente pidió a los jóvenes “les dejo de tarea que investiguen sobre el espionaje y sobre Nazar Haro”.

Por estas experiencias, el presidente señaló que si existe un párrafo en la miscelánea fiscal que hable del uso de tecnología por parte de los visitadores fiscales, esto “se tiene que aclarar”.

“Nosotros no espiamos a nadie, somos respetuosos de las libertades”, insistió el presidente. Esperemos que así sea, porque más que acosar pequeños contribuyentes, el gobierno debe de ir sobre los grandes consorcios que evadieron y robaron de lo lindo durante la larga noche política del PRIAN.

 

 

fuente: SDP noticias 

Deja un comentario