El presidente Andrés Manuel López Obrador dejó en claro que no habrá venganzas políticas ni impunidad en el caso Odebrecht.

Acerca de las revelaciones del Caso por Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, en donde detalla que dinero de sobornos se utilizó para atacar al ahora presidente de la República en las elecciones de 2012, López Obrador pidió paciencia para que la Fiscalía General de la República (FGR) desahogue la investigación al respecto.

Señaló que la FGR será la que, como corresponde, tiene que responder

“Vamos a esperar a que la Fiscalía termine de integrar estos expedientes”, señaló, y que pida a los jueces que ellos decidan si hay culpabilidad y quiénes son los responsables, externó.

Mi postura es de que no haya persecución, que no haya venganzas políticas, que se aplique la ley con rigor, con escrúpulos, que no se fabriquen delitos, y al mismo tiempo que no haya impunidad”, enfatizó.

López Obrador reiteró públicamente su confianza en la labor de la Fiscalía, encabezada por el Dr. Alejandro Gertz Manero, y apuntó que todo se ha manejado “con independencia y autonomía”.

Se va a impartir justicia sin sesgos, tendencias, sin consignas y al mismo tiempo sin impunidad”, reiteró.

fuente:  López-Dóriga Digital

Deja un comentario