Sobre el incendio en la discoteca Baby’O, ocurrido hace dos días en Acapulco, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no se puede culpar al crimen organizado sin pruebas suficientes para sustentarlo.

El mandatario mexicano apuntó que hace falta más investigación sobre el siniestro en el Baby’O, en donde apuntó que dicho incidente tuvo un gran despliegue publicitario por parte de los medios de comunicación.

“Se analizó pero hace falta más investigación porque todavía no está claro lo que sucedió ahí. Eso sí fue gran despliegue publicitario sobre el caso, porque resulta de que se trata de una discoteca famosa a las que han asistido personalidades del medio artístico” expuso.

Es un incendio, no se puede atribuir a la delincuencia organizada sin pruebas, porque incluso el dueño habló de que nunca lo extorsionaron, sin embargo, eso es lo que quiere utilizarse en los medios, como que es un asunto de inseguridad y de no pago de piso como coloquialmente se le llama a la extorsión”, detalló.

“Todavía no hay nada claro, no se puede decir cuál es el móvil o qué fue lo que sucedió. Hay que esperarnos y es muy probable que se tenga información”, dijo.

La legendaria discoteca Baby’O del puerto de Acapulco, Guerrero, se incendió este miércoles por la noche, hecho que el fundador y dueño del Baby’O, Eduardo Cesarman, reveló que fue provocado.

“Vale la pena aclarar que fue un incendio provocado, es decir, no fue un cortocircuito. Llegaron tres personas, amagaron al policía, traían unos bidones con algún tipo de líquido que pudo haber sido gasolina o thinner y lo prendieron el lugar. Eso garantizado, hay videos, hay pruebas, hay todo. Sí, lo fueron a quemar”, explicó en entrevista con Joaquín López-Dóriga en Radio Fórmula.

Por Redaccion

Deja un comentario