El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no protegerá a ningún corrupto, aunque se trate de su familia.

Durante la conferencia de prensa matutina fue cuestionado sobre el caso de su hermano Pío López Obrador, investigado por el Instituto Nacional Electoral (INE) por la presunta entrega de dinero de forma irregular para el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

“Que se aplique la ley como a cualquier cuidando aunque se trate de mi hermano, que sean los ministerios públicos, los jueces los que decidan, no hay influyentismo, en este gobierno no hay nepotismo, ni amiguismo”, dijo.

López Obrador agregó: “no voy a proteger a ningún corrupto, no soy tapadera, aunque se trate de mi familia, que quede claro”.

El mandatario precisó que él no manda decir con nadie a los funcionarios, pues se comunica directamente cuando tiene algo que comunicar.

 

 

fuente: El imparcial

Deja un comentario