Una pareja de Nuevo León se viralizó en redes sociales luego de que el futuro esposo decidiera cancelar la boda la novia “no quiso hacerse cargo de sus tres hijos”.

De acuerdo con el novio, este buscaba una relación en la que su pareja se hiciera cargo de sus tres hijos y que los atendiera como si fuera su verdadera madre, cosa a lo que su prometida se negó.

El regiomontano al conocer las intenciones de su novia anunció que la boda estaría cancelada y revendió el paquete que había comprado con anterioridad para esta.

Por medio de su cuenta de Facebook, James Flores anunció que se sentía triste y que “traspasaba boda en el Salón Europa” con un cupo para 200 invitados.

Aunque el paquete original le costó 86 mil pesos, lo rebajó a 60 mil con fecha para el sábado 16 de octubre.

En el paquete se incluyó un menú de dos tiempos, 21 cartones de cuarto, pastel de la “Pastelería Viki“, mesa de dulces, una botella de sidra, refrescos, pirotecnia, bebidas y letras “Love” con luz.

Añadió que “por si se les ofrecía” también tenía una misa en la iglesia de Santo Tomás por 2, 500 pesos y un paquete de fotografías para capilla y salón con un costó de 7 mil a 4 mil pesos.

La duración del evento será de cinco horas y puede cambiarse a un horario de 07:00pm a 12:00am.

Aunque la promoción resultó bastante interesante, los usuarios se interesaron más por el motivo de la cancelación de la boda. Ante esto, Flore explicó que su novia “no quería atender a sus hijos”.

Por Redaccion

Deja un comentario