Luego de que el padre del actor Octavio Ocaña declarara que el arma que portaba su hijo y que aparece en las fotografías que circulan en redes sociales estaba registrada ante la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) y que pertenecia al joven actor, también comentó que torturaron a los testigos que declararon ante el fallecimiento del también conocido Benito Rivers.

En entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula, el padre de Octavio Ocaña declaró que una de las personas detenidas, que presumió es su amigo y conocido, le dijo que los policías los habían torturado para declarar en contra del joven actor y decir que se encontraba alcoholizado y drogado.

«Por supuesto, son amigos míos, de mi hijo y luego, luego que los soltaron, uno de ellos me habló y me dijo que los obligaron a que declarara que mi hijo venía alcoholizado y drogado», dijo el padre del actor, quien ayer enterró a su hijo en Tabasco.

Ante el arma que encontraron en la mano derecha de su hijo (y que en redes tomó fuerza debido a que el actor era zurdo) dijo que los policías se la habían puesto ahí, por lo que era montado e inclusive declaró que no le interesa tener la carpeta de investigación del caso de Ocaña.

«A mí no me interesa nada porque se ve claro en los videos, el policía le iba disparando, lo querían secuestrar o querían hacerle algo, algo le querían hacer, le dispararon y lo mataron como un delincuente», expresó Octavio Pérez en entrevista.

En entrevista con Multimedios, Octavio Pérez señaló que momentos antes de la muerte de su hijo, los policías mexiquenses lo perseguían a la vez que le disparaban, hecho que ocasionó que Ocaña perdiera el control y chocara su camioneta, dejando al actor a merced de los oficiales, quienes acabaron con su vida. Comentó que existe un video en el que los uniformados reconocieron haber matado a su hijo antes de reconocerlo.

«Venían los policías atrás, ellos hacen que mi hijo pierda el control, choca, llega uno y le pega un tiro. Es lógico, la bala es nueve milímetros y mi hijo portaba 380».

Luego de narrar los últimos momentos de la vida del actor, Octavio Pérez concluyó que un policía fue quien asesinó a Octavio Ocaña

«¿Entonces podemos decir, don Octavio, que un policía fue el que asesinó a su hijo? Por supuesto, ¿no vieron como en la escena viene disparándole? Ahí está claro», expresó.

Octavio Pérez explicó que los resultados de la administración mexiquense son contradictorios, pues se mantiene que el joven actor de 22 años había consumido mariguana y alcohol momentos antes de su muerte; sin embargo, Pérez sostuvo que su hijo mantenía una vida sana fuera de los vicios, ya que sólo se dedicaba a practicar fútbol y a actuar.

«Las cosas las están cambiando… que venía borracho y drogado; mi hijo no tomaba, mi hijo no se drogaba, mi hijo era futbolista, actor, una persona sana completamente. Están equivocados».

¿Por qué los policías perseguían a Octavio Ocaña?

Octavio Pérez afirmó que la persecución contra su hijo fue originada debido a que el joven actor tenía la música muy fuerte en su camioneta, motivo por el que, según el padre, los policías mexiquenses decidieron intentar detener a Ocaña.

Luego de que comenzó la persecución, Ocaña no se detuvo porque consideró que los policías intentarían extorsionarlo, pues su familia desconfiaba de los oficiales de Cuautitlán Izcalli.

Autoridades tienen videos en los que se observa a polícias dispararle a Octavio Ocaña: papá

Cinco días después de haber perdido a su hijo, el padre del actor Octavio Ocaña está cansado, su voz es fuerte y atropellada por el enojo, sus primeras palabras son “a mi hijo lo asesinaron”.

En entrevista para MILENIO, Octavio Pérez asegura que las autoridades tienen en sus manos fragmentos de videos donde se observa que elementos de la policía de Cuautitlán Izcalli le dispararon al actor que dio vida a Benito Rivers en la serie de televisión Vecinos.

“En el video es del C5 hay un policía que venía disparando desde que salieron a la carretera federal, ellos venían disparándole y mi hijo, se estrelló porque perdió el control, en una de esas le pegó y perdió el control”.

El padre de Octavio reiteró que el arma que se observa en las primeras imágenes posteriores a la persecución sí pertenecía a su hijo, que él mismo la compró en una armería y que cuenta con todos los reglamentos para portarla. “No la compré en Tepito, yo ni siquiera conozco ese lugar, la compré en un lugar donde se venden armas con permisos”.

El 29 de octubre Octavio Ocaña iba en compañía de dos hombres, en las imágenes difundidas en redes sociales, se observa que los policías los tienen en suelo mientras el actor se encuentra agonizando en su camioneta en el asiento del copiloto. La Fiscalía del Estado de México informó que uno los detenidos habría declarado que el joven de 22 años se disparó sólo durante la persecución.

Horas más tarde de su liberación, el padre de Octavio logró hablar con uno de ellos y le aseguró que fue torturado para declarar. “Lo torturaron cuatro días, lo hicieron firmar que mi hijo se disparó. Dice que antes de eso querían echarle la culpa a él, pero mi amigo le dijo que no. Terminó diciendo que sí, que mi hijo sacó la pistola y él se pegó el balazo sin querer, obviamente así no fue”.

A un día de haber enterrado a su hijo, Octavio Pérez lo recuerda como un empresario, un actor disciplinado que desde niño supo cuál era su papel en la vida porque “claramente no era un delincuente”.

“Se llevaron parte de mi vida, esto le ha sucedido a muchos padres y a veces no levantan la voz porque no tienen el modo, pero yo sí lo tengo y lucharé para que esto no siga pasando, quiero que se haga justicia. Claramente esto es un asesinato”, finalizó.

Por Redaccion

Deja un comentario