Los oficiales penitenciarios tienen como principal función supervisar que los presos de las cárceles cumplan su pena privativa de la libertad con disciplina y seguridad.

Pero tal parece que una oficial penitenciaria del condado de Fresno en California, Estados Unidos, se olvidó de cumplir tales funciones.

Las autoridades fueron informadas de que un preso tenía un teléfono celular

Todo comenzó cuando en el año 2019, las autoridades de la prisión fueron informadas de que uno de los presos tenía en su poder un teléfono celular.

Así que las autoridades iniciaron una investigación. Fue de ese modo que descubrieron que la oficial penitenciaria mantenía relaciones sexuales con ese mismo preso.

La oficial penitenciaria que cayó en conductas inapropiadas para su labor, es identificada como Tina González.

A Tina González se le acusó, entre otras cosas, de introducir bebidas alcohólicas en la prisión

De acuerdo con las investigaciones realizadas, la oficial Tina González no solo mantenía relaciones sexuales con el preso. Sino que lo hacían enfrente de otros 11 presos más.

También se descubrió que la oficial penitenciaria había hecho un agujero en su uniforme, con el objetivo de facilitar las relaciones sexuales

Por si eso fuera poco, a Tina González también se le acusó de introducir bebidas alcohólicas a la prisión.

Tina González es sentenciada

Luego de descubrir todos los actos que Tina González realizó de forma clandestina, la oficial fue llevada a juicio.

Por su parte, el asistente de la Comisaria, Steve McComas, detalló que Tina González no solo traicionó el juramento que realizó al entrar a trabajar como oficial penitenciaria.

Sino que también puso en peligro las vidas de sus demás compañeros. Posteriormente indicó que los actos de Tina González “solo puede hacerlos una mente depravada”.

“Ella prestó un juramente que traicionó y al hacerlo puso en peligro las vidas de sus compañeros”

STEVE MCCOMAS

McComas también reveló que Tina González no ha mostrado ningún tipo de arrepentimiento. Además, se jacta de los crímenes de los que se le acusan.

“Ella no ha mostrado arrepentimiento alguno. Continuamente tiene llamadas con contenido sexual explícito con el preso en cuestión y se jacta de los crímenes que se le imputan”

STEVE MCCOMAS

Inicialmente, el antiguo jefe de la, ahora ex oficial penitenciaria, había solicitado una sentencia máxima de tres años con ocho meses para la acusada.

Sin embargo, el pasado 29 de junio se llevó a cabo una audiencia, en donde Tina Gonzáles fue sentenciada a siete meses de prisión y dos años de libertad condicional.

También es importante señalar que Tina González cumplirá su sentencia en la prisión donde trabajaba.

fuente: López Dóriga Digital

Deja un comentario