El Presidente Andrés Manuel López Obrador exhibió esta mañana un tuit del Magistrado que fue ayer nombrado Presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en el que dice:

“Ojalá ya se muera ese viejo culero de Palacio Nacional”.

El tuit de Reyes Rodríguez Mondragón es de octubre de 2020. Ya era Magistrado. Ahora es el Presidente de ese tribunal que sancionará las elecciones presidenciales de 2024. Y es un hombre que hizo su carrera cerca de Roberto Gil Zuarth, exsecretario particular y aliado del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, némesis de López Obrador.

Ayer, cinco de los siete magistrados del Tribunal Electoral aprobaron la destitución de su Presidente José Luis Vargas Valdez, debido al incumplimiento “de sus obligaciones constitucionales, legales y reglamentarias”. En su lugar fue designado justamente Rodríguez Mondragón.

Los magistrados del Tribunal Electoral, un órgano independiente que tiene amplias facultades sobre otros Poderes de la Unión, parecen haber decidido entre dos individuos de moral cuestionable: uno que no garantiza independencia porque está ligado a un grupo político, y otro que está acusado, formalmente, de haber acumulado una enorme fortuna en millones de pesos a través de corrupción.

El Presidente dijo que todos ellos deberían renunciar porque ese cuerpo del Poder Judicial está en descomposición. Además, dijo que es por todo esto que se requiere una reforma del Tribunal Electoral que incluya también una reforma al INE (Instituto Nacional Electoral).

Y es que este miércoles, Vargas Valdez anunció que presentará una controversia ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que sea esa instancia la que decida si es legal su destitución, aprobada por cinco de siete magistrados del Tribunal Electoral.

Vargas Valdez sustentará su controversia en el artículo 11, fracción 17 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, donde se establece que la SCJN tiene la facultad de “conocer y dirimir cualquier controversia que surja entre las Salas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y las que se susciten dentro del Poder Judicial de la Federación”.

José Luis Vargas, quien supuestamente fue destituido de su cargo como Magistrado presidente del TEPJF el miércoles, llamó a los magistrados que votaron por su sustitución a respetar el orden legal y evitar “un golpe de Estado”.

Vargas, quien está acusado de corrupción y es investigado por el Gobierno, les pidió evitar una crisis constitucional.

“Señora y señores magistrados, los conmino a respetar el orden legal, a respetar a nuestras instituciones democráticas, a un diálogo franco y abierto, a honrar su compromiso con la constitución y las leyes que de ella emanan, y sobre todo a evitar una crisis constitucional en medio del proceso electoral; es lo menos que le debemos a la sociedad mexicana”, apuntó en un mensaje.

El pronunciamiento se publicó unas horas después de que cinco de los siete magistrados del TEPJF nombraron a un nuevo Secretario de Acuerdos para someter a votación el cese de Vargas, quien aseguró que no ha sido removido y se mantendrá en el cargo, tanto que incluso adelantó que citará a sesión en los próximos días.

Por Redaccion

Deja un comentario