México firmó el lunes un acuerdo con la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, para recibir asistencia técnica en el intento más reciente para determinar lo que ocurrió con 43 estudiantes desaparecidos.

La expresidenta chilena manifestó que el gobierno de México está obligado a encontrar la verdad y que el proceso será una oportunidad de hacer grandes cambios a su sistema de justicia.

Policías locales aprehendieron a los estudiantes en Iguala, en el estado de Guerrero, en 2014 y supuestamente los entregaron a una organización de narcotraficantes.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo que el caso es prioridad para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en enero creó una comisión de la verdad para volver a investigar el caso.

Por admin

Deja un comentario