Emilio Lozoya Austin llegó cerca de las 0:43 h de este viernes a la Ciudad de México, extraditado de España.

Ordenan traslado de Emilio Lozoya a un hospital; permanecerá en calidad de detenido - Emilio Lozoya Austin. Foto Especial.

La comitiva que recibió a Lozoya en el hangar de la FGR ubicado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México esperó más de tres horas para salir de la instalación.

Así fue el traslado de Emilio Lozoya. Foto de EFE / José Méndez.

No obstante, según informó la FGR, una revisión médica determinó que padecía anemia y problemas de esófago, además de una “debilidad general”.

La Fiscalía afirmó en un comunicado que le aplicó a Lozoya Austin el protocolo correspondiente en el que el Ministerio Público Federal le leyó sus derechos y le informó que se le estaban ejecutando órdenes de aprehensión por los casos Agronitrogenados y Odebrecht.

De acuerdo con el perito médico de la FGR, tras una revisión física y médica del extraditado, se le encontró anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago, así como una debilidad general en toda su salud, por lo que propuso su hospitalización.

La FGR señaló que la familia de Emilio Lozoya pidió que un médico particular le hiciera una revisión, en la que encontró los mismos síntomas.

Posteriormente, el Ministerio Público Federal ordenó su traslado a un hospital, donde permanecerá en calidad de detenido bajo estricta vigilancia policíaca.

 

 

 


“La representación social federal comunicó lo anterior a los jueces de ambos casos, quedando en espera de su determinación sobre las fechas para las audiencias correspondientes”, agregó la FGR.

 

 

 

A las 3:58 h, tiempo del centro de México, salió un convoy del AICM al Reclusorio Norte.

A las 4:44 h, el convoy ingresó a la aduana.

En su conferencia de prensa matutina, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que no tiene “reporte sobre el estado de salud” de Lozoya.

 

 

 

 

“Acerca de esta extradición es algo muy importante para seguir limpiando de corrupción el país, para que no haya repetición de estos hechos vergonzosos”, expresó el mandatario.

Al exdirector general de Pemex se le acusa de asociación delictuosa, operaciones con recursos ilícitos y cohecho.

Fue el 12 de febrero pasado cuando se le detuvo en Málaga, España, e internado en el Centro Penitenciario Madrid IV Navalcarnero luego de decretársele prisión preventiva.

El 23 de marzo, la Embajada de México en España inició el trámite de su extradición, misma que autorizó la Audiencia Nacional española a inicios de julio.

Detención de Emilio Lozoya en España. Foto de EFE

El Consejo de la Judicatura Federal confirmó que, debido a la pandemia de COVID-19, la primera audiencia de Lozoya será a puerta cerrada, pero que será narrada en tiempo real a través de medios electrónicos.

A Lozoya Austin se le acusa de recibir 10.5 millones dólares en sobornos por parte de directivos de Odebrecht y de participar en la compraventa irregular de una planta de fertilizantes.

En mayo de 2019, la Secretaría de la Función Pública lo inhabilitó por 10 años tras el “resultado de un cuidadoso procedimiento de responsabilidades administrativas en donde, entre otras cosas, se detectó que proporcionó información falsa en la declaración patrimonial y en dos ocasiones se omitió una cuenta bancaria que registraba saldos de cientos de miles de pesos”. También fueron congeladas sus cuentas.

Tras fugarse de México, el 29 de mayo de 2019, la FGR solicitó a Interpol la emisión de la ficha roja.

Lozoya fue director de Pemex desde 2012 hasta 2016, durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

 

 

fuente: López-Dóriga Digital

Deja un comentario