Grover Wilhelmsen, un paciente con coronavirus del Hospital McKay-Dee, en la ciudad de Ogden, Estados Unidos, tocó el violín para agradecer a los médicos que le han otorgado sus mayores cuidados durante el tiempo que ha luchado contra el virus.

El conmovedor momento quedó registrado en video y fue compartido por el centro de salud, donde las enfermeras confesaron que sus ojos se les llenaron de lágrimas al ver al paciente tocar el violín, ya que de esta manera expresó su gratitud aún cuando está intubado y no puede hablar a causa del coronavirus.

Para lograrlo, el profesor de orquesta retirado de 70 años usó lápiz y papel para comunicarse con una enfermera y hacerle la solicitud: “Hacia la mitad de mi turno, escribió: ‘¿Sabes, realmente quiero tocar aquí en el hospital. ¿Qué piensas de que mi esposa traiga mi violín y mi viola?'”

Ciara Sase contestó que si bien eso requería de cierta planificación y aprobación por parte de los médicos, todos estarían encantados de escucharlo tocar, pues eso llevaría brillo y positividad a su entorno. Y así fue, aproximadamente una docena de profesionales médicos se reunieron afuera de la habitación del paciente con coronavirus para escucharlo interpretar el “Tennessee Waltz” e himnos de la iglesia.

“Fue increíble que todo el personal viera a un paciente haciendo esto mientras estaba intubado”, dijo Sase. Y agregó “A pesar de que estaba tan enfermo, aún pudo seguir adelante. Se podía ver lo mucho que significaba para él. Tocar ayudó a calmar sus nervios y lo devolvió al momento”.

Posteriormente, el resto del personal también le comunicó lo agradecidos que estaba con él por llevarles alegría, pues su música los calmaba en los momentos más estresantes del día, así que lo motivaron para que siguiera tocando siempre y cuando la enfermera permaneciera en la habitación para así poder monitorear su estado de salud.

Deja un comentario