El 12% de los capitalinos padece depresión, de acuerdo a información de la Secretaría de Salud de la CDMX (Sedesa).

Datos del Programa de Salud Mental de Sedesa señalan que la prevalencia de la depresión en la población de entre 18 y 65 años es del 12%, pero sólo una pequeña proporción de los enfermos recibe tratamiento (17.7%), que se duplica a 34.4% en los casos de trastornos graves como la presencia de un trastorno bipolar tipo I, medicación antipsicótica e intento suicida.

“El tiempo que transcurre entre que ocurre la enfermedad y que se llega a tratamiento es largo, con 15 años en promedio para los trastornos del afecto, 25 años para trastornos del impulso y ansiedad, y más de 25 años en promedio entre que aparece el trastorno por abuso de sustancias y se llega a tratamiento”, explicó la Sedesa.

Algunos síntomas que pueden estar relacionados con un cuadro depresivo son en lo emocional: desesperanza, baja autoestima, mala memoria, dificultad para concentrarse, ansiedad y preocupación con ideas negativas e irritabilidad.

En lo físico, la depresión puede presentarse en fatiga, trastornos del sueño, mareo, dolor torácico, dolor articular, dolor de espalda, molestias gastrointestinales, disfunción o apatía sexual y problemas menstruales.

Para tratar estos trastornos, la Sedesa cuenta con con personal de psiquiatría y psicología, y módulos de salud mental en 74 Centros de Salud, en los cuales se brinda atención médica y psicoterapéutica. Los casos que requieren hospitalización son referidos a un tercer nivel de atención. Finalmente, se recuerda que la atención es totalmente gratuita para la población de la Ciudad de la México.

“Las enfermedades mentales impactan de manera importante la calidad de vida de la población y afectan el curso de otras enfermedades crónicas; por ejemplo, la depresión afecta el pronóstico y la sobrevida de pacientes con enfermedades del corazón o con cáncer. La depresión es 3.4 veces más frecuente entre quienes cursan con una condición de dolor”, apuntó la Sedesa.

Fuente:publimetro

Deja un comentario