El papa Francisco aceptó la renuncia de Antonio González Sánchez, obispo de la Diócesis de Ciudad Victoria, Tamaulipas, quien aseguró que “usar cubrebocas es no confiar en Dios”.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede informó la noticia en su boletín diario, donde detalló que la renuncia fue presentada por monseñor Antonio González Sánchez.

Fue en febrero pasado cuando el obispo Antonio González Sánchez criticó a los fieles que utilizan el cubrebocas.

Aunque reconoció que es importante su uso en medio de la pandemia de COVID-19, aseguró que “a nivel personal, el famoso cubrebocas es no confiar en Dios“.

Generalmente ven mi rostro casi siempre. No es presunción, es gracias a Dios. Ando así porque confío mucho en dios. Piénsenlo, no les voy a pedir que se lo quiten, pero piénselo“, dijo.

Por Redaccion

Deja un comentario