El papa Francisco tuvo unas palabras de agradecimiento para su chofer, en el día de su jubilación, que extendió a todos los laicos que trabajan en el Vaticano, al término de la última audiencia general de los miércoles antes de la pausa habitual de julio.

“Aquí en el Vaticano hay tanta variedad de gente: los sacerdotes, los cardenales, las monjas que trabajan, muchos laicos, muchos. . . Y hoy me gustaría detenerme para darle las gracias a un laico que hoy se jubila: Renzo Cece“, dijo Francisco al final de la audiencia, durante los saludos a los fieles en lengua italiana.

El pontífice recordó que Cece “empezó a trabajar a los 14 años. Venía en bicicleta. Hoy es el chofer del papa”, antes de pedir a los fieles presentes en el patio de San Dámaso “un aplauso para Renzo y su fidelidad”.

“Es una de esas personas que lleva adelante la Iglesia con su trabajo, su benevolencia y su oración. Muchas gracias y también aprovecho la oportunidad para darles las gracias a todos los laicos que trabajan con nosotros en el Vaticano”, añadió.

En la última audiencia general antes de la pausa habitual de julio, Francisco también expresó a los fieles sus mejores deseos durante las vacaciones de verano en diferentes idiomas.

El pontífice, que dedicó la audiencia a comentar la Carta del apóstol San Pablo a los Galateos, quiso destacar la importancia de no olvidar nunca “el tiempo y el modo en que Dios entró en nuestra vida: tener fijo en el corazón y en la mente ese encuentro con la gracia, cuando Dios ha cambiado nuestra existencia”.

 

 

fuente: López Dóriga Digital

Deja un comentario

Salir de la versión móvil