El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, señaló que ante el segundo caso de enfermedad neurológica entre voluntarios para la vacuna contra el COVID-19 de Astra Zeneca, “no hay que saltar a conclusiones”.

Es una señal que es muy importante que se haga pública, debemos tener conciencia de que esto ha ocurrido, pero no debemos saltar a una conclusión anticipada porque carecería de un fundamento científico apropiado de que la vacuna es insegura”, comentó el funcionario en conferencia de prensa.

Señaló que en caso de que se presenten más casos de efectos secundarios entre voluntarios asociados con la aplicación de la vacuna, “podría llevar incluso a que se parara el ensayo clínico”.

Insisto, da tranquilidad saber que hay un comité de seguridad y monitoreo de datos que es muy celoso de su deber y que está muy pendiente de detectar y analizar los riesgos de las personas voluntarias”, comentó.

Un segundo voluntario del proyecto de vacuna de Astra Zeneca contra el COVID-19 presentó una enfermedad neurológica “inexplicable“; sin embargo, la farmacéutica asegura que no hay evidencia suficiente de que esté relacionada con la sustancia.

Reportes señalan que fue una mujer la que desarrolló el padecimiento. En el primer caso también fue una mujer la que resultó afectada.

Astra Zeneca señaló a The New York Times que no tiene todavía el diagnóstico de este segundo caso, pero fuentes revelaron que se trata de mielitis transversal, la misma que desarrolló la otra voluntaria.

En el primer caso, la voluntaria recibió una dosis de la vacuna antes de presentar inflamación de la médula espinal, que provoca debilidad en brazos y piernas. El padecimiento puede generar también daños en intestinos y vejiga.

Una vocera de la farmacéutica señaló que en el primer caso se encontró que la voluntaria tenía un caso previo, no diagnosticado, de esclerosis múltiple. Al no estar ligado el malestar con la vacuna, el ensayo se reanudó poco después.

En este caso, la voluntaria presentó los síntomas tras recibir la segunda dosis de la vacuna.

Astra Zeneca señaló que una revisión independiente determinó que era poco probable que ambas enfermedades estuvieran relacionadas con la vacuna, por lo que se recomendó seguir con los ensayos.

fuente: López-Dóriga Digital

Deja un comentario