En necesario que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) supervise los hospitales privados que para ingresar a pacientes Covid-19 exigen tarifas de hasta 1 millón de pesos, señaló Karina Careaga Pineda diputada local del PRI en el Congreso local.

Es así que fue aprobado un exhorto en la Comisión de Salud que es presidida por la misma legisladora, en el cual se pide que dicha dependencia federal vigile y regule las tarifas de los hospitales.

La diputada señaló que no se tiene el dato exacto de las personas que han pagado dichas tarifas o el número de quejas ante la Profeco, sin embargo, señaló que en el seguimiento que se le dio al tema se detectó que las tarifas exigidas a los familiares de pacientes Covid van desde los 150 mil hasta el millón de pesos, e incluso se les pide que firmen un pagaré en blanco.

“La idea es que la autoridad competente, en este caso la Profeco delegación Querétaro, lleve a cabo inspecciones, requerimientos y revisiones en nosocomios, clínicas u hospitales privados para evitar el costo excesivo por los servicios prestados a pacientes de Covid-19” dijo.

 

Staff Poder Ciudadano

Deja un comentario