Los artistas Elisa González y Mario Rivas hicieron un llamado a las autoridades estatales para que se les pague el diseño que fue utilizado, sin su autorización, en uno de los murales del centro cultural Distrito Alameda.

Cabe señalar que a pesar de que la obra plagiada permaneció varios días en este muro este 6 de noviembre los creadores denunciaron que ya había sido borrado sin que fuere reconocido en ningún momento su autoría ni se les pagara por su trabajo.

Elisa González, relató que lo que parecía un trabajo formal para la Comisión Estatal de Infraestructura se convirtió en un problema complejo pues luego de los integrantes de esta dependencia rechazaran su proyecto en los hechos sí decidieron hacer uso de él sin su consentimiento y sin el pago respectivo.

Por su parte, Mario Rivas señaló que a pesar de su insistencia para la elaboración de un presupuesto formal las autoridades nunca mostraron disposición para concretarlo por lo cual en dos ocasiones se les intentó pagar un monto menor al que se consideró para la obra.

En este sentido, los artistas del colectivo Umbral, refirieron que aunque las autoridades hayan decidido borrar el mural que les plagiaron ellos trabajaron por meses en el diseño por lo que solicitaron que se les pague el precio justo por el mismo.

Staff Poder Ciudadano

Deja un comentario