Más de 60 pingüinos murieron a causa de picaduras de abejas, cerca de una playa en Ciudad del Cabo, ubicada en la costa oeste de Sudáfrica.

Según informó la Fundación de África Austral para la Conservación de las Aves Costeras (Sanccob), fueron hallados decenas de cadáveres de pingüinos con lesiones múltiples por picaduras de abejas.

“Las abejas picaron hasta la muerte a los 63 pingüinos”, detalló David Roberts, veterinario de la fundación, en un comunicado.

Los pingüinos sudafricanos fueron descubiertos a las orillas de la playa de Simon’s Town.

Si bien esta zona es reconocida como la más poblada por pingüinos en Sudáfrica, también lo es por la cantidad de colonias de abejas que habitan el ecosistema.

No obstante, de acuerdo con David Roberts, esta es la primera vez que decenas de pingüinos mueren a causa de picaduras de este insecto.

“Es algo insólito. Se encontraron picaduras cerca de los ojos de los pingüinos. (…) Las abejas muertas también fueron vistas en la playa.”

DAVID ROBERTS

Luego de recoger los 63 cadáveres de pingüinos, expertos de Sanccob realizaron autopsias y más pruebas químicas para detectar enfermedades y sustancias tóxicas en cada animal.

Los resultados serán publicados en las próximas semanas.

Pingüinos sudafricanos, una especie en peligro de extinción

David Roberts calificó la muerte de los pingüinos como un evento“raro e inhabitual que afecta a una especie gravemente amenazada”.

De acuerdo con la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), los pingüinos sudafricanos son una especie ya declarada en peligro de extinción.

En 2019, solo existía registro de 13 mil parejas de pingüinos repartidas entre Sudáfrica y Namibia. Actualmente, el censo continúa sin actualizaciones.

“Que no haya nuevos números no significa un alivio para los pingüinos, (…) puede ser el indicio de una catástrofe mayor que está escondida”, alertó David Roberts.

 

 

 

fuente: SDP Noticias 

Deja un comentario