Una mujer de 104 años nunca había roto la ley y deseaba hacerlo antes de morir. Es por esto que el departamento de policía de Bristol en el Reino Unido ayudó a que su deseo se cumpliera y la arrestaron.

“Mi deseo es ser arrestada. Tengo 104 años y nunca he roto la ley”, escribió en un papel que le dieron en el asilo en el que reside.

Así que dos oficiales de policía llegaron a arrestarla y a darle un paseo en su patrulla.

Anne Brokenbrow fue una secretaria toda su vida, sin embargo, la idea de romper la ley siempre hizo que su corazón se acelerara. Los policías incluso admitieron que revisaron sus antecedentes para corroborar que fuera una ciudadana hecha y derecha. 

“Fue muy difícil revisar todos sus antecedentes porque tiene 104 años, creo que nunca lo habíamos hecho con alguien tan grande”, aseguró uno de los oficiales. 

¡Y morimos de amor! 

Por admin

Deja un comentario