Un presunto policía de la Ciudad de México habría matado a un perro en Chalco, Estado de México y elementos del Ministerio Público de Texcoco lo habrían dejado en libertad, acusó la familia del dueño de la mascota atacada.

De acuerdo con Adrián Huerta, Astro, perro de su hermano, murió por las lesiones sufridas por el ataque del supuesto policía.

El hecho habría ocurrido el pasado 8 de julio, cuando Astro salió a tomar un paseo junto con Frida, una perrita rescatada.

Pero a punto de volver a casa, Astro sostuvo una confrontación con un perro pitbull, propiedad del policía, identificado como David “N”.

Al notar la pelea, David “N”, identificado como policía segundo adscrito al subsector de Seguridad Ciudadana Central, de la Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México, lo atacó a patadas.

Los golpes recibidos provocaron la muerte de Astro.

Tras el hecho, Adrián y su hermano, Israel, solicitaron el apoyo de la policía. Ante los oficiales, David “N” reconoció que había pateado a Astro, pero en la Fiscalía de Chalco le dijeron que no contaban con un perito y lo mandaron a Texcoco.

“Mi hermano estaba muy mal, llamamos al 911 llegaron policías, el policía dijo que sí, que él lo pateó y lo mató, pero fuimos a la Fiscalía en Chalco y nos dijeron que no había veterinario para hacer el peritaje y que nos fuéramos a Texcoco”, denunció Adrián Huerta.

Sin embargo, en Texcoco, el los integrantes del Ministerio Público les mostraron un código penal antiguo y les aseguraron que el delito de maltrato animal no estaba tipificado.

De acuerdo con la denuncia, fue la agente Elizabeth Baños Martínez quienes les afirmó que el delito no podía perseguirse, por lo que dejaron el libertad a David “N”.

Tras ello, la organización Mundo Patitas informó que ya se encuentra en coordinación con la Procuraduría de Protección al Ambiente en el Estado de México, con el fin de evitar que la muerte de Astro quede impune.

A la par, pidió a las autoridades locales capacitar a los integrantes del Ministerio Público, con el fin de evitar que no se atiendan este tipo de denuncias.

Hasta el momento, las autoridades locales no se han referido al tema.

Reportes de medios locales señalan que hasta abril, el Estado de México ha registrado 286 reportes de violencia contra animales. En 200 se recibieron mil 31 denuncias, mientras en 2019, fueron 900.

Las penas por maltrato anima van de los 6 meses a los 2 años de prisión y una multa de hasta 150 días.

“>

 

Por Redaccion

Deja un comentario