Luego de darse a conocer que el personal médico en el Hospital General de Zona No. 20 del IMSS en Puebla declaró muerto a un recién nacido que estaba vivo, el gobernador Miguel Barbosa anunció que realizará las denuncias correspondientes.

En conferencia de prensa virtual, el gobernador poblano dijo que se reunirá con el director del instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, porque es inadmisible que sucedan estos hechos.

“Voy a hablar con el director general del IMSS, Zoé Robledo. Vamos nosotros a través de la Secretaría de Salud a presentar las acusaciones correspondientes porque esto es imposible de admitir, no pueden ocurrir este tipo de descuidos, no pueden”.
Miguel Barbosa

Barbosa aclaró que fue el papá del menor quien se dio cuenta cuando fue a los refrigeradores mortuorios que su hijo, que cinco horas antes había sido declarado muerto, estaba vivo.

“El descuido en el IMSS de haber tenido por muerto a un niño por cinco horas, hasta que llegó el papá y tuvo acceso al cuerpo y se encontró que el niño lloraba y ahora está muy grave siendo atendido, eso no lo podemos permitir, independientemente que no haya ocurrido en un hospital del sistema de nosotros”.
Miguel Barbosa

El funcionario recomendó al personal de salud, principalmente a médicos, que si no están emocionalmente bien, que pidan vacaciones.

Deja un comentario