¿Por qué comer más pepino?

0
37

Seguramente más de una vez en tu vida has comido pepinos: ya sea en una deliciosa ensalada o como parte de un agua muy fresca. Sin embargo, ¿qué tan seguido los consumes realmente?

Si tu respuesta es que “no tan a menudo”, entonces te interesará conocer algunos de los beneficios para la salud que tienen los pepinos. Seguramente, tras descubrirlos, terminarás convencida de comerlos más seguido.

1. Llenan el organismo de nutrientes

Los pepinos contienen altas cantidades de nutrientes, como Vitaminas C y K, Magnesio y Potasio, que son excelentes para el organismo. También tienen antioxidantes (betacaroteno y flavonoides), que ayudan a combatir la inflamación y a proteger las células de enfermedades crónicas. 

2. Mejoran la digestión y promueven la saciedad

El pepino también contiene altas cantidades de fibra, por lo cual es excelente para mejorar la salud intestinal y regular los movimientos de los intestinos. Además de esto, comerlo (como un snack, por ejemplo) te ayudará a sentirte satisfecha, lo que evitará que comas de más.

3. Ayudan a mantener la presión arterial baja

Gracias a que los pepinos contienen electrolitos y potasio, pueden reducir la retención de agua inducida por el sodio y, por lo tanto, disminuir la presión arterial (que, cuando está alta, puede provocar aneurisma o derrames cerebrales), de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón. 

4. Optimizan el aspecto de la piel y el cabello

Una cosa maravillosa de los pepinos es que contienen Vitaminas A, B, C y D, así como folato, por lo que, al consumirlos, optimizan el aspecto (es decir, lucen más bellos) de la piel y el cabello. No por nada usamos esta fruta para revitalizar los ojos cansados desde hace muchos años.

5. Proporcionan energía

Gracias a que los pepinos están repletos de Vitamina B, pueden aumentar los niveles de energía del cuerpo. Quizá no sean tan buenos para despertar como el café; sin embargo, sí ayudan a eliminar el sueño y la flojera. Además, mantienen al organismo hidratado por mucho tiempo.

Después de leer esto, ¿no se te antojan unos pepinos espolvoreados con chilito?

Deja un comentario