De acuerdo con The Mirror, los expertos han descubierto que la sustancia estupefacienteestá cambiando el comportamiento de las anguilas, pues se han vuelto “hiperactivas”, en la estación de monitoreo ubicada en Wetminister, detectaron una alta concentración de esta droga, que procede de la orina de los consumidores y  las plantas de tratamiento de aguas están siendo incapaces de filtrar la droga.

Los expertos del King’s College observaron 24 horas después de que se desbordara el sistema de alcantarillado y notaron que aumentaron los niveles de cafeína, cocaína y benzoilecgonina.

Los investigadores de Nápoles encontraron la droga acumulada en el cerebro, los músculos, las branquias, la piel y otros tejidos de las anguilas expuestas a la cocaína, mostrando evidencia de lesiones graves, incluida la ruptura y la hinchazón, que no se habían curado hasta 10 días después de haber sido retiradas del agua contaminada con el medicamento.

Deja un comentario