El preescolar sin nombre en Aramberri, Nuevo León, con dos salones y que atiende solo a 12 estudiantes, fue una de las ocho escuelas que ganaron 20 millones de pesos con su cachito de la rifa representativa del avión presidencial.

La escuela se encuentra en la comunidad de Yerbaniz donde viven menos de 30 familias y que desde hace 65 años varias generaciones estudiaron en la pequeña escuela, de acuerdo con el periódico MIlenio y la revista Proceso.

A la escuela asisten 12 personas: siete son de preescolar y cinco de primaria.

Anteriormente estaba construido de madera maltratada y techo de lámina, tenía solo un salón; hace poco fue remodelado para hacerlo de concreto e hicieron un salón más.

La escuela 19INM_102786, adscrito al Consejo Nacional de Fomento Educativo, no tiene nombre y se encuentra a 320 kilómetros de distancia de Monterrey.

El boleto de la rifa presuntamente fue uno de los donados por algún empresario.

Esta fotografía que se compartió en redes sociales, es antes de ser remodelado:

Deja un comentario