Un hombre reconoció haber matado y desmembrado a su madre durante una discusión en su apartamento de Honolulu. A su arribo, las autoridades preguntaron donde se encontraba su madre y él respondió “en el refrigerador.

Yu Wei Gong, de 28 años, fue sentenciado el lunes a 30 años de cárcel tras ser acusado de asesinato después de que llamó a la policía en 2017 para entregarse tras un intento de suicidio. Reconoció haber matado a su madre Liu Yun Gong unos seis meses antes, según documentos judiciales.

Los agentes preguntaron dónde se encontraba su madre, él respondió “en el refrigerador”. La policía halló restos humanos, incluidos dos brazos con manos y una cabeza decapitada, en numerosas bolsas para basura, se indica en los textos.

 

El hombre se declaró culpable de homicidio involuntario, con lo que evitó ser condenado a cadena perpetua. Su abogada defensora y el fiscal del caso dicen que es un acuerdo respaldado por la familia de la víctima.

El acusado pasó la mayor parte de la audiencia de sentencia mirando al piso. Habló en voz baja mientras se disculpaba con su familia en China y en Hawai.

Me avergüenzo de lo que hice. Lo siento mamá.
A decir de su abogada, Wong siente que no merece el perdón que su familia le dio.

Por admin

Deja un comentario