«Instamos a todas las partes a participar pacíficamente y abstenerse de la violencia. Alentamos a China y a todas las partes en Hong Kong a buscar una solución que respete la libertad de Hong Kong y el alto grado de autonomía de la excolonia británica”, señaló el departamento estadounidense de Estado en un comunicado.

La dependencia consideró que las manifestaciones prodemocracia en Hong Kong muestran las preocupaciones «amplias y legítimas» de su población ante la erosión de la autonomía de ese territorio, y rechazó las acusaciones de que fuerzas extranjeras están detrás de esas protestas.

Por su parte, la Cancillería china acusó a Estados Unidos de interferir en los asuntos internos de la región y llamó a ese país a no intervenir en los asuntos de Hong Kong.

Las acusaciones de China se producen después de que Donald Trump advirtió en su cuenta de Twitter que el Gobierno de Pekín desplegó efectivos militares en la zona fronteriza con Hong Kong y rechazó las acusaciones sobre una supuesta intervención de su país en la crisis.

La cadena CNN reportó imágenes satelitales que muestran a vehículos militares chinos reunidos en el Centro Deportivo de la Bahía de Shenzen, al otro lado del puerto de Hong Kong.

En tanto, la canciller federal alemana, Angela Merkel, abogó por una solución pacífica ante las numerosas protestas en Hong Kong, reportó la radioemisora alemana Deutsche Welle.

«Se debe hacer todo lo posible para prevenir la violencia y encontrar posibilidades de una solución en el marco del diálogo», sostuvo Merkel.

Luego de la devolución de Hong Kong a China por parte de los británicos, el 1 de julio de 1997, bajo el principio de «Un país, dos sistemas» unos 5 mil militares chinos se encuentran de forma permanente en Hong Kong.

Notimex/MAA

Deja un comentario