Por:noticiasdequeretaro.com

El secretario de Salud federal, Jorge Carlos Alcocer Varela, presentó los ventiladores que se desarrollaron y construirán en el país y uno de ellos es queretano.

“Los nombres de los recién nacidos aquí presentes, están a la altura de la hazaña tecnológica: Gätsi, suspiro en Otomí y Ehécatl 4T o Dios del Viento en Náhuatl”.

La titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla, presentó los dos modelos de ventiladores que fueron desarrollados durante los pasados cinco meses y diseñados para la atención de pacientes graves de COVID-19.

Álvarez-Buylla destacó que el desarrollo de ambos equipos fue posible a partir del trabajo coordinado de diversas instituciones de investigación públicas y algunas empresas que participaron sin fines de lucro.

Precisó que en el caso del modelo Ehécatl 4T la patente es cien por ciento del Estado mexicano y el Gätsi, se realizó con apoyo de la empresa Dydetec.

“Articulamos el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi) y todas las capacidades de los centros de investigación y otros institutos, así como empresas que estuvieron dispuestos a colaborar sin fines de lucro y la Universidad de Guadalajara. Se integró un comité técnico para asegurar alta especialidad”.

El secretario de Salud indicó que se ha “logrado construir dos tipos de ventiladores de alta especialidad, accesibles a todas y todos, en respuesta a las necesidades más urgentes del escenario de la pandemia”.

“Reduciendo gastos y aumentando eficiencia. De este modo fortalecemos nuestra independencia tecnológica y fortalecemos nuestra soberanía nacional”.

Además, anunció que los primeros cien ventiladores de fabricación nacional se enviarán a los estados de Veracruz y Oaxaca, donde hay carencia de equipos tras la expansión del coronavirus.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la construcción de estos ventiladores “es para hacer un gran reconocimiento a los que participaron, porque ya son hechos en México, es talento mexicano. Ya es disponer en el país de estos equipos”.

Destacó que los costos de los equipos en el extranjero alcanzaron hasta un millón y medio de pesos, mientras que estos dispositivos con tecnología mexicana tendrán un costo de 300 mil pesos.

Deja un comentario