La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, calificó de “sorprendente” que el Papa Francisco haya pedido perdón a México por los “pecados” de la Iglesia Católica, cometidos durante la evangelización tras la conquista de América.

Así fue como se expresó frente a los medios de comunicación, en Washington, al ser cuestionada por la carta que el Papa Francisco envió al clero mexicano en la que les insta a reconocer los “pecados personales y sociales” que la Iglesia cometió durante este período.

“A mí me sorprende que un católico que habla español hable así a su vez de un legado como el nuestro, que fue llevar precisamente el español, y a través de las misiones, el catolicismo y, por tanto, la civilización y la libertad al continente americano”, manifestó la dirigente madrileña.

Ayuso se trasladó a Estados Unidos para un viaje institucional en el que tiene entre sus objetivos defender el legado de España en América frente a la “leyenda negra”. A su parecer, se está realizando una “revisión maniquea de la Historia” con un crecimiento “alarmante” del “indigenismo y el populismo”.

El consejero de Educación, Ciencia y Universidades, y portavoz del Gobierno regional, Enrique Ossorio, respaldó las declaraciones de Ayuso sobre el Papa y criticó la “propaganda antiespañola”.

“Yo creo que la presidenta lo que hizo fue mostrar su sorpresa, sorpresa que tuvimos muchísimos católicos ayer al conocer las declaraciones del Papa sobre unos hechos que acontecieron hace siglos y que pienso que deben ser analizados por parte de los historiadores”, declaró Ossorio.

En este sentido, ha incidido en que el Papa como “cabeza de la Iglesia tiene la facultad de hablar con infabilidad de determinados temas ideológicos y en determinados temas de ética” pero en este caso, para el consejero regional, se está hablando de Historia.

Del otro lado del debate, el diputado de Unidas Podemos, Gerardo Pisarello, destacó las palabras “valientes” del Papa Francisco al pedir perdón a México por los “pecados” de la Iglesia en América, pues reconocen el “lado oscuro” que tuvo para los pueblos indígenas sin negar la complejidad del fenómeno histórico.

“Le faltó acusarle de comunista”, ha criticado para desgranar que la mandataria madrileña utiliza los mismos argumentos de Vox, que llegó a celebrar en redes sociales la “caída de Tenochtitlán” en una “ofensa innecesaria” que suscitó una multitudinaria censura.

En declaraciones a Europa Press, Pisarello señaló que no es el primer mensaje de estas características que emite el Papa, que ya hizo lo mismo en relación a la conquista de Bolivia, y se suma a otras muestras de perdón recientes, como el caso de las congregaciones católicas en Canadá por el trato dado a las poblaciones indígenas.

Por Redaccion

Deja un comentario