La Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) clausuró 2 distribuidoras de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (CDMX), por vender oxígeno industrial para consumo humano.

El procurador del consumidor, Ricardo Sheffield Padilla, explicó que la dependencia ha estado pendiente de la venta de oxígeno, aclarando que existen dos distribuidores: de consumo humano e industriales. Sobre estos últimos, dijo, algunos negocios comenzaron a venderlo para consumo de las personas.

“Han sido dos casos en el país, ambos en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México en donde esos dos casos fueron cerrados porque es oxígeno que no es para consumo humano, sino para uso industrial, aunque el cierre lo hicimos por no exhibir precios y otros temas comerciales”.
Ricardo Sheffield Padilla. Titular de la Profeco

La profeco busca que no se especule con el acaparamiento de oxígeno, refirió Sheffield Padilla. Pero también pretende que se vendan insumos no aptos para el consumo humano, que derivarían en afectaciones severas a la salud de quienes caigan en la adquisición de estos.

“Pero también queremos evitar, en coordinación con Cofepris, que se venda oxígeno industrial para consumo humano. Seguiremos con los operativos. Tuvimos incidencias altas en el mes de octubre y otra vez en este mes de diciembre que está por terminar”.
Ricardo Sheffield Padilla. Titular de la Profeco

Deja un comentario