La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) obligó a una sucursal de Soriana ubicada en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, a vender a un solo cliente más de 2 mil 300 botellas de whisky que estaban en promoción de 3×2 como parte de la ofertas por El Buen Fin.

Ricardo Sheffield, titular de la Profeco, explicó al diario El Universal que un consumidor solicitó a los empleados de la tienda de autoservicio comprar todas las botellas en existencia debido a que no había ningún cartel o indicación que señalara límites de piezas por cliente.

En un principio, la tienda se negó a vender tantas unidades, pero el ciudadano acudió a la procuraduría para solicitar su intervención y logró que se respetara la promoción anunciada.

Luego del incidente, Sheffield Padilla recomendó a todas las tiendas que están participando en la temporada de ofertas conocida como El Buen Fin revisar con atención sus promociones antes de publicarlas.

Los clientes, resaltó, tienen todo el derecho a consumir todas las piezas que puedan pagar en caso de que no se establezca con claridad un límite en sus términos y condiciones.

El Buen fin arrancó el pasado 9 de noviembre y, a diferencia de años pasados, en esta edición 2020 se extenderá por once días para que los consumidores puedan acudir a las tiendas sin aglomeraciones y con ello minimizar los contagios de coronavirus.

El programa fue creado por la Secretaría de Economía en 2011 para fomentar el consumo interno, y está inspirado en el ‘black friday’ o viernes negro, cuando la mayoría de las tiendas de Estados Unidos organizan remates un día después del Día de Acción de Gracias para vaciar sus anaqueles y comenzar a vender los productos de la época navideña.

Desde hace varios años, el Gobierno Federal y miles de empresas adelantan una parte del aguinaldo para que sus trabajadores puedan aprovechar las ofertas de El Buen Fin.

Deja un comentario