Con el objetivo de que niños de primaria aprendan de forma divertida la geografía del país, un profesor de la UNAM creó un videojuego que consiste en un rompecabezas interactivo del mapa de la República Mexicana.

El videojuego, desarrollado por Jorge Luis Candelario Alavez, académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la UNAM, es una herramienta pedagógica que muestra información de los diferentes estados, como sus capitales, flora, fauna y límites territoriales.

Resultado de la línea de investigación “Videojuegos en la Educación”, está pensado para que los niños aprendan al interactuar con una aplicación que les ofrece música, efectos de sonido y movimiento, explicó Candelario Alavez.

El uso de plataformas educativas en las aulas, también denominado gamificación, incrementa la actitud positiva de los alumnos y facilita una mayor retención de lo aprendido en clase, pues se convierten en actores y no en simples receptores. Son partícipes de su propio aprendizaje y responsables de recordar lecciones, trucos o caminos que les ayudarán a avanzar en el juego, dijo el profesor de la UNAM acerca del uso del videojuego.

Este soporte tecnológico ya se ha probado en un par de planteles educativos de nivel básico y los alumnos “estuvieron fascinados al usar dentro de las aulas teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras o pizarrón digital”.

Jorge Luis Candelario, profesor de Computación en la licenciatura en Computación, y del Taller de Creatividad e Innovación, se ha dedicado a desarrollar videojuegos para el aprendizaje; en esta tarea ha utilizado algunos ordenadores existentes en el mercado.

El experto de la UNAM subrayó que los docentes de primaria han externado su interés en adaptarlos para la enseñanza, e ir más allá de proyectar un video o hacer una presentación en PowerPoint; “que los niños realmente puedan interactuar con el tema que están abordando”.

El maestro de la UNAM recordó que la inquietud por desarrollar este tipo de materiales surgió cuando cursaba el quinto año de primaria; entonces se empezaban a instalar proyectores y computadoras en las aulas, y su maestro llevó un disco compacto con un juego interactivo tipo turista mundial, pero con temas de historia y geografía.

“Es una buena técnica para aprovechar el entusiasmo de los pequeños por querer jugar, y aprender mientras lo hacen; si se logra, entonces tendremos una buena herramienta, sólo debemos utilizarla de manera correcta y en el momento adecuado”, finalizó.

El videojuego, desarrollado por el experto de la UNAM, está totalmente concluido y a la espera de su adquisición o financiamiento para el uso generalizado.

Deja un comentario