La iniciativa de ley para reformar el sistema de pensiones propuesta por el Gobierno de México en conjunto con el sector empresarial, tiene pros y contras que debes conocer.

Para Carlos Ramírez Fuentes, expresidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, es positivo que se discuta una reforma al sistema de pensiones, sin embargo, consideró que debe vigilarse no incentivar malas prácticas laborales.

A favor

La razón principal por la que la tasa de reemplazo es baja tiene que ver con el nivel de la aportación tripartita, de manera que lograr consenso en incrementarla constituye lo más relevante de la iniciativa dijo Ramírez Fuentes.

“Aunque el beneficio no será inmediato, porque su aplicación será paulatina, en el tiempo tendrá un Impacto favorable sobre las pensiones que reciben los trabajadores jubilados”.

Sobre la reducción de las semanas de cotización, explicó que esa medida ayudará a que más personas puedan acceder a una pensión mínima garantizada.

De acuerdo con el expresidente de la Consar, las personas de menores ingresos serán las más beneficiadas, dado que este sector es el que generalmente no alcanza derecho a pensión.

Y muy importante, la “ausencia de locuras”, pues luego de que surgieron voces que pedían desaparecer las Afores, volver a la Afore única, incluso, regresar al sistema de reparto, es positivo que nada de eso se haya incluido.

En contra

Por el contrario, incrementar las pensiones vía el patrón representará a mayores costos laborales y aunque se contempla un mecanismo de protección, ya que no aplicará el mismo porcentaje cuando se trate de un trabajador de menores ingresos que cuando tenga ingresos mayores, tendrá un impacto económico, Carlos Ramírez.

“Suponer el empleador va a asumir la totalidad del aumento de la seguridad social es una falacia. Esto repercutirá en alguna proporción en el trabajador”.

Advirtió que las empresas podrían estar menos dispuestas a contratar a personas con altos salarios o tentadas a reportar a sus empleados con bajos salarios para que el gobierno pague la pensión y el resto darlo en efectivo.

Ninguna reforma es perfecta, pero se debe cuidar no hacer un parche. “Se deben considerar otros aspectos fundamentales para que el ecosistema pensionario funcione correctamente, como incluir a la generación 73 y a los independientes, además de contemplar los pendientes que existen en ahorro voluntario y régimen de inversión”.

Deja un comentario