El presentador de televisión Rafael Sarmiento y su esposa, la también presentadora de televisión y concursante de “MasterChef Celebrity”, Jimena Pérez “La Choco” denunciaron en redes sociales que vivieron un episodio de discriminación en un restaurante en el puerto de Acapulco, Guerrero, donde se encuentran actualmente vacacionando.

El conductor subió a sus redes sociales lo que pasó, pues no le permitieron la entrada al perro de asistencia de su hijo, quien tiene autismo.

“Este lugar, el #ShuAcapulco, @shurestmx parte del grupo @suntorymexico acaba de negarme la entrada a su restaurante con el perro de servicio a un niño con autismo. Según su gerente, Carlos M (mandó a la hostess y él no vino) no podía aceptar un perro dentro de sus instalaciones. México 2021. Una vergüenza que sucedan estas cosas. ¿Es esto legal? Es totalmente discriminatorio”, indicó Sarmiento.

“>

Posteriormente, Rafa Sarmiento se dirigió al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred): “Hola @CONAPRED, una pregunta. Tengo un perro de servicio a niño con autismo, certificado, con papeles e identificado con peto. El @shurest @suntoryrest acaba de negarme la entrada a sus instalaciones. Me parece discriminatorio y arbitrario. ¿Es eso legal? Gracias”.

Posteriormente, parece indicar que una persona del restaurante se puso en comunicación el esposo de la “Choco” Pérez, porque él explicó que seguramente tendría una llamada con ellos.

“Tendré una llamada (seguramente) con la gente de @shurest o @suntoryrest. No vamos a pelear, no quiero una cortesía, ni que despidan a ningún empleado. Quiero conciliar y crear consciencia de esto y sentar precedente de inclusión. Seamos mejores y ya”, comentó.

La pareja se mudó a Madrid, España, con la finalidad de que su hijo Iñaki tuviera mejor atención y como parte de su tratamiento, el menor es acompañado por Wasabi, un perro que encontraron gracias a la asociación Dog Point, luego de pasar por un proceso de selección y entrenamiento.

La pareja en más de una ocasión, y con lágrimas en los ojos, ha hablado de lo difícil que ha resultado para ellos cambiar su vida, sin embargo, dicen hacerlo por el bien de su hijo, para que pueda desarrollarse mucho mejor con el paso del tiempo, pero una acción como la que vivieron en Acapulco, Guerrero, no hace más que el pequeño se siente señalado por una condición con la que a diario lucha él, su hermano y sus padres.

Se espera que en breve los presentadores de televisión comenten en qué términos quedaron con el restaurante después del acto de discriminación que sufrieron.

Por Redaccion

Deja un comentario