Por:diariodequeretaro.com

Entre un 50 y 60% de ventas promedio registran los comercios del Centro Histórico a un par de semanas de su reapertura, informó su dirigente, Alfonso González, al citar que en la zona se tienen alrededor de 4 mil 500 negocios de estos 50 ya han cerrado de manera definitiva.

Explicó que la recuperación del sector será gradual tomando en cuenta las afectaciones registradas en los meses que permanecieron cerrados por la contingencia sanitaria y que además hasta el día de hoy ha provocado el cierre definitivo de 50 comercios de giros diversos, remarcó.

“Si se ha vendido bien y esperamos que la gente tenga más confianza en salir y que sepa que el centro histórico está listo”, dijo al indicar que hoy todavía hay cierta inquietud de la ciudadanía y está se refleja particularmente a partir de las 17 horas que la zona de Zaragoza y hacia la avenida Universidad que se queda desierta.

“Después de las cinco se queda vacío es un desierto el centro; si vendemos pero quisiéramos que llegará un poco más de la gente”.

Ante este comportamiento, manifestó que por lo que compete a los comerciantes se está respetando las medidas de sanidad, además de tener una revisión permanente por parte de las autoridades de Protección Civil con la intención de constatar el cumplimiento de las medidas para evitar la propagación del virus.

En este tema, dio a conocer que en promedio Protección Civil realiza en esta zona 20 recomendaciones diarias sobre la aplicación correcta de medidas de sanidad que tienen que ver con control de accesos o colocación de gel en los establecimientos, principalmente.

“La gente se está acostumbrando a la nueva normalidad pero la última reunión con Protección Civil nos digo que si se hace una recomendación y vuelven a pasar y siguen sin cumplir si habrá sanción de 10 a 15 días de cierre”, situación que el comercio busca evitar a través de atender las recomendaciones emitidas, aseguró.

Finalmente el dirigente informó que en estos momentos un 15% de los más de 4 mil 500 comercios todavía no abren y entre ellos, consideró que puede haber establecimientos que definitivamente ya no regresarán debido a la fragilidad de su economía.

En estas afectaciones de la pandemia, previó que en los siguientes meses se estarán dando más cierres por la carga de gastos que no se han detenido pero también mercancía que por el cierre decretado por la autoridad federal de esta actividad se quedó en inventarios y ya sin posibilidad de comercializar, debido a que se trata de ropa y moda de la temporada primavera-verano que para estas fechas ya representa pérdidas económicas.

Deja un comentario