“No estamos dispuestos a cerrar negocios ya por ninguna condición”, aseveró el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera, (Canirac), Octavio Mata, esto luego de que, durante las fiestas patrias, el sector restaurantero solo registró una derrama económica de 8 millones de pesos, es decir 20% respecto a los 45 millones que alcanzaron en 2019.

En este sentido, el dirigente de la Canirac señaló que la disposición de las autoridades municipales respecto al cierre de actividades el pasado miércoles y misma que fue anunciada con solo 24 horas de antelación provocó la caída de ventas este 15 y 16 de septiembre, además del malestar del gremio.

Con estas afectaciones en el tema económico, dijo esperar que esta disposición de la autoridad de adelantar el cierre de los establecimientos, alcance su objetivo principal que es el evitar mayores contagios de Covid-19 en la entidad.

Lo anterior no sin antes remarcar las bajas ventas que se registraron en un sector que se preparó para estas fechas y realizó importantes inversiones con la única intención de apostar a una recuperación, después de una larga pandemia que ha impactado la economía.

Lamentó que este 15 y 16 de septiembre ni siquiera la expectativa menor de repunte de ventas del 30% se logrará alcanzar.

“El 15 esperábamos ventas del 30% comparadas al año pasado no llegamos a ese 30% desgraciadamente la gente ya no salió a la hora de la comida prefirió quedarse en casa y desgraciadamente se cayó la venta y tuvimos 20% contra 45 millones del año pasado”

Puntualizó que en el caso de los municipios de El Marqués y Tequisquiapan la restricción abarcó también el 16 de septiembre, aunque en Tequisquiapan, si bien se permitió la apertura de negocios, no así la venta de bebidas alcohólicas.

Cabe citar que el sector restaurantero afiliado a Canirac suma más de 500 negocios, 60 mil empleos directos y 120 de manera indirecta.

Deja un comentario