Este domingo, muchos restaurantes tuvieron poca afluencia en algunas zonas de la Ciudad de México, debido al aumento de contagios por COVID-19.

“Estamos viviendo otra vez la ola de contagios, gracias a Dios estamos funcionando con todas las medidas sanitarias que pide el gobierno, sana distancia entre comensales y ha bajado la afluencia de los semáforos anteriores”, Luis Paredes, Gerente restaurante.

Algunos incluso estuvieron casi vacíos.

En éste, por ejemplo, era la hora de la comida y sólo tenía una mesa ocupada.

La zona restaurantera de las colonias Roma y Cuauhtémoc, que tienen mesas afuera de los negocios, a la hora de la comida, tuvieron que ocupar el interior de los establecimientos, debido a que la lluvia los obligó a hacerlo.

Sin embargo, mantenían en la medida la medida de solo 6 personas por mesa al interior.

Algunas familias de más de seis integrantes se separaron.

Tratamos de colocar a las personas en espacios que tenemos disponibles, tratando de cuidar el metro y medio de distancia y el resto piden la cuenta y se retira, realmente como no podemos llenar de más, se le comenta al cliente que no hay espacio y se retira tal cual, esta que tengo atrás cuenta como afuera, porque es como una terraza, pero adentro no hemos metido mesas de ocho, más que de seis”, Sadom Gómez, Gerente restaurante.

Quienes asisten a los restaurantes tienen que usar cubrebocas, los restauranteros están obligados a respetar las reglas.

“Estamos adentro y afuera, normalmente dejamos un espacio que estamos en tiempo de lluvia y cuando comienza a llover tenemos un espacio afuera, se respeta las reglas de sanitización. El gobierno tiene que estar atento que los lugares respetemos las reglas para que podamos seguir adelante, sino no podemos salir de esto”, Mackenzie, Gerente Restaurante.

Por un festejo de cumpleaños, esta familia decidió salir a comer, cuidando todas las medidas de higiene y prevención de contagio.

“Venimos de Ecatepec y traemos a nuestro hijo a comer, ya que es su cumpleaños, venimos en familia a festejar y terminamos de comer y a casita, todos con cubrebocas y nos lavamos las manos y pues por ser su cumpleaños nos bañamos todos y prácticamente todos estamos vacunados a excepción de ellos que son muy jóvenes”, José Ortiz Rojas, Padre de familia.

Hasta ahora la zona restaurantera de la Ciudad de México, se mantiene con los horarios de operación que se indican en semáforo naranja; el cierre a las 10 de la noche.

Por Redaccion

Deja un comentario