Ante la propagación del coronavirus Covid-19, museos y recintos culturales tomaron la decisión de cerrar sus puertas hasta nuevo aviso. El museo Singer Laren, en la provincia North Holland en los Países Bajos, informó que unos ladrones aprovecharon el aislamiento social para robar una pintura de Vincent van Gogh.

“Hubo un ingreso por la fuerza ayer (domingo) y fue robada una pintura de Van Gogh”, declaró en un video Evert van Os, director general del museo Singer Laren.

La obra Le jardín presbytère de Nuenen au printemps (El jardín del presbiterio de Nuenen en primavera) fue sustraída del centro holandés, la cual data de 1884, estaría valorada entre uno y seis millones de euros (entre 26 millones 712 mil y 160 millones 277 mil 500 pesos). Había sido prestada a este museo con motivo de una exposición sobre el arte holandés.

La pintura muestra a una mujer en un jardín de arbustos de flores rojas y el edificio de la iglesia detrás.

De acuerdo con la policía y los medios locales, los ladrones habían entrado al museo en la madrugada rompiendo una puerta de vidrio del acceso principal, lo que les permitió acceder y llevarse este valioso cuadro de Van Gogh.

“Estoy conmocionado e increíblemente enfadado. Es un golpe para el Museo Groninger, para el museo Singer Langer y para todos nosotros. El arte está ahí para ser disfrutado y compartido por todos nosotros”, añadió el director.

En 1883 y 1884, Van Gogh estaba viviendo con sus padres en Nuenen, donde su progenitor era pastor de la parroquia local, y por eso el artista neerlandés pintó el jardín de la vicaría, un lugar que le ofreció la paz e inspiración que necesitaba, según relató en sus cartas.

Deja un comentario