Tres años después de haber asesinado a Rocío Edith durante una visita conyugal en el penal de San Miguel en Puebla, fue vinculado a proceso el interno Jorge Salvador “N” por el delito de feminicidio.

Como Página Negra informó, Rocío Edith había conocido a Jorge Salvador o “Chava”, como le llamaba, cuando visitaba a un familiar y poco a poco se hicieron amigos, hasta que iniciaron una relación de noviazgo.

El 27 de mayo de 2017, la víctima de 39 años de edad acudió al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Puebla para realizar una visita conyugal a José Salvador, quien se encontraba internado por el delito de homicidio calificado en contra de una expareja suya.

Según informaron fuentes dentro del penal, la mujer fue asesinada después de que le informó a José Salvador que daría por terminada su relación. Los hechos ocurrieron en la zona conocida como “Las Casitas”, donde los reclusos mantienen las visitas íntimas.

El cadáver fue levantado al interior del centro penitenciario por agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE). Y el crimen fue contabilizado como el feminicidio número 43 ocurrido en la entidad poblana durante 2017.

A José Salvador incluso se le movilizó a Tepexi por considerarlo un interno peligroso y después de que su antiguo proceso finalizó, la Fiscalía de Puebla presentó los nuevos cargos, se abrió la carpeta de Investigación y formuló la imputación por el delito de feminicidio.

El 5 de noviembre de 2020, el Juez de control determinó vincular a proceso a Salvador “N” y/o Jorge “N” e imponerle como medida cautelar prisión preventiva oficiosa, ahora también por esta nueva causa penal.

Deja un comentario