a tormenta tropical “Lorena” se degradó a baja presión este domingo 22 de septiembre, por lo que ya no representa riesgo para la población.

Desde el pasado 17 de septiembre la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) inició el monitoreo y alertamiento sobre “Lorena” a través de la publicación y difusión de 37 boletines del Sistema de Alerta Temprana por Ciclones Tropicales (SIAT-CT).

El Grupo Interinstitucional de Análisis y Coordinación de Ciclones Tropicales, determinó que debía darle seguimiento, por lo que la CNPC estableció, desde el primer momento, comunicación permanente con los estados de Michoacán, Colima, Jalisco, Nayarit, Baja California Sur, Sinaloa y Sonora.

Asimismo desplegó misiones de Enlace y Coordinación (ECO) en Puerto Vallarta, Jalisco; San José de los Cabos, Cabo San Lucas, La Paz y Loreto en Baja California Sur, y en Hermosillo, Sonora en donde participaron en los Consejos Municipales y Estatales de Protección Civil elaborando análisis y evaluación de necesidades.

En Jalisco, el huracán “Lorena” causó inundaciones, principalmente en el sur del estado, y daños menores en vías de comunicación. Durante su paso por Baja California Sur, con vientos fuertes y lluvias, hubo interrupción del servicio eléctrico y telefónico, así como inundación de vados y daños mínimos en algunas vías de comunicación. Finalmente en su paso por Sonora, ya como tormenta tropical, las lluvias intensas causaron entrada de agua en viviendas.

Como parte de la preparación, en las tres entidades se habilitaron refugios temporales mismos que ya fueron cerrados y la población que los ocupó regresó a sus viviendas.

Todas las acciones llevadas a cabo redujeron el riesgo de impacto por lluvias, viento, inundaciones y marea de tormenta, con lo cual se salvaguardó la vida de las mujeres y hombres que habitan en el territorio, evitando así pérdida de vidas relacionadas con este fenómeno.

Deja un comentario