El impacto del huracán Grace en México cobró la vida de once personas, de acuerdo con autoridades.

Grace tocó tierra en la Península de Yucatán como huracán categoría I, donde solo causó daños materiales.

Tras degradarse a tormenta tropical recobró fuerza y se convirtió en huracán categoría III para impactar Veracruz.

Las fuertes lluvias y rachas de viento que causó derivaron en el deslave de un cerro en el municipio de Xalapa, tierra que sepultó una vivienda y provocó la muerte de siete personas.

Una mujer y seis de sus hijos, de apenas 15 días de nacido, 2, 4, 5, y 8 años de edad, murieron.

Adán Moreno, esposo y padre de las víctimas, narró que un fuerte ruido lo despertó la mañana del sábado y que cuando salió a ver qué ocurría advirtió el deslave del cerro.

Me regresé para avisarles (a mi esposa e hijos) que se salieran, y se vino el cerro, y fue cuando se quedaron ellos sepultados”, narró a medios de comunicación.

Servicios de emergencia se movilizaron a la zona y lograron rescatar a otro menor de edad con vida.

También en Xalapa otro menor de 7 años de edad murió a consecuencia del derrumbe de una ladera sobre su casa.

En Poza Rica un hombre murió al caerle un domo.

A las ocho víctimas en Veracruz se suman tres en Puebla.

José Antonio Ramírez, coordinador de Protección Civil de Puebla, informó que un hombre y una mujer murieron en el municipio de Tlaola por un deslizamiento de tierra.

Además, un hombre de 42 años murió por la caída de un árbol en el municipio de Huauchinango.

Por Redaccion

Deja un comentario