La noche del martes, en una vecindad de la colonia Morelos, donde opera La Unión Tepito, se encontró el cadáver torturado de un joven.

Esto ocurre horas después de que las autoridades destacaran los resultados de los distintos operativos en el Centro Histórico, para inhibir actividades delictivas.

El hecho se registró en la calle Estanquillo, entre Jesús Carranza y Peralvillo, que —de acuerdo con vecinos— es identificado como un punto de venta de drogas.

Ahí, testigos refirieron que ese día se percataron que por la fuerza metieron a un joven de 17 años, quien ya no salió y fue así como pidieron la intervención de la policía.

Cuando llegaron los uniformados a revisar el lugar, en una de las habitaciones se encontró el cuerpo de la víctima con huellas de tortura y quemaduras de segundo y tercer grado; su cabeza estaba dentro de una bolsa.

Los avances en la indagatoria revelan que posiblemente el crimen se trate de un ajuste de cuenta por el control de la venta de drogas.

Autoridades aseguraron la casa, en la cual se encontraron rastros de sangre en tres habitaciones, todas aseguradas con rejas, por lo que no se descarta que sea un lugar donde mantenían cautivas a sus víctimas.

Deja un comentario